El uso de los composites en la odontología

Carbosystem_B

Los composites o resinas compuestas son unos materiales sintéticos mezclados heterogéneamente conformando un compuesto, como su propio nombre indica. Los composites están formados por moléculas de elementos variados. Estos componentes pueden ser de dos formas: los de cohesión y los de refuerzo. Los componentes de cohesión envuelven y une los componentes de refuerzo manteniendo la rigidez y la posición de los mismos.

Así, esta combinación de materiales da al compuesto unas propiedades mecánicas muy superiores a las de las materias primas de las que procede. Tales moléculas suelen formar estructuras muy resistentes y livianas; por ello, se usan desde la mitad  del siglo XX en los más variados campos: aeronáutica, fabricación de prótesis, astro y cosmonáutica, medicina, ingeniería naval, ingeniería civil, etc.

En la actualidad, existe un amplio abanico de industrias que se dedican a la fabricación de composites. Es un mercado que va bien pues los composites sirven para muchos usos y se utilizan a diario en muchos lugares.

 Carbosystem_B

El composite es el material restaurador estético más usado en la odontología; los composites se usan para obturar dientes y encima permiten diversos colores, que emulan la coloración de las piezas.  Su asociación con la técnica de grabado acido mejoró mucho su  uso en la a ampliación clínica de los materiales estéticos y facilitó la restauración de casos atípico. Por  todo ello, la utilización de adhesivos dentinarios contribuye con un  mejor sellado marginal. Las propiedades mecánicas de los composites son muy  superiores a las propiedades de los antiguos silicatos y resinas acrílicas.  Así que la utilización del composite en la odontología ha ayudado en sumo grado.

La mayoría de los composites de uso en Odontología corresponden  a materiales híbridos, se denominan de este modo por estar formados por grupos poliméricos reforzados por una fase inorgánica de vidrio de diferente composición, tamaño y porcentaje de relleno.

Las restauraciones directas de composite en dientes posteriores presentan ventajas y desventajas.

Ventajas:

  • Buena estética
  • Ausencia de mercurio
  • Adhesión a la estructura dental
  • Refuerzo del remanente dental.

En cuanto a la desventajas son más sensibles a la técnica restauradora que la amalgama, el contacto y contorno son más complicados de obtener, llevan más tiempo de trabajo clínico que la  amalgama, la caries en el espacio entre el diente y la restauración progresa más rápido que en la amalgama.

Si quieres más información en Carbosystem.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>