0

El tratamiento de ortopedia adecuado para la escoliosis

Escoliosis

¿A quién no le han corregido de pequeños la postura al sentar? ¿O a quién no le han llamado la atención padres o profesores por llevar la mochila muy cargada? Advertencias que no deben pasar de largo porque pueden desencadenar en graves problemas físicos, sobre todo asociados con la columna vertebral, como es el caso de la escoliosis.

La escoliosis es una desviación de la columna vertebral que sufren tres de cada cien personas, en su mayoría mujeres. La columna vertebral se presenta en forma de S o C y no repercuten en ningún impedimento en la vida diaria de la persona. Los signos de la escoliosis se perciben por varios factores: una musculatura desigual a un lado de la columna, una prominencia de las costillas o los omoplatos, unas piernas con tamaños desiguales y, en pocos casos, reflejos lentos.

Varias son las causas del origen de esta enfermedad: congénita, esto es, que se nace con ella, o idiopática, esto es de origen desconocido durante el desarrollo. En ambos casos, los estudios médicos han demostrado que es hereditario, pues una persona con escoliosis seguramente tendrá familiares que también lo padecen.

Una de las herramientas que se usa desde la ortopedia para tratar la escoliosis son los corsés. Éste es el tratamiento más habitual en niños/as que superan una desviación de más de 20 grados pero que se encuentran en pleno desarrollo de crecimiento.

Los corsés pueden resultar incómodos pues se deben llevar 23 horas al día y con una vestimenta adecuada para que no rocen con la piel. Aun así, si la posición en la que están colocados es la correcta, conseguirán dar muy buenos resultados en lo que se refiere a la corrección de la desviación por escoliosis.

 

Georgina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *