¡Que no te dé miedo la cirugía de ojos!

Globo ocular

El miedo es un factor importante en muchas situaciones de la vida. Nos impide avanzar hacia nuevos retos profesionales, emplazados en el extranjero por ejemplo, o puede que en lo personal sea la razón de que continuemos con una pareja que no nos hace del todo felices. Por miedo a dar el salto y estar solos, o dar el salto y tener que buscar otra pareja que quién sabe si será lo que realmente buscamos. El miedo está ahí. Pero también hay quien dice que la suerte sólo sonríe a los valientes, aquellos que vencen sus resistencias y sus temores y actúan más allá de la zona de confort.

El miedo actúa como barrera para las grandes decisiones pero también a un nivel más cotidiano. Por ejemplo si llevas gafas desde hace tiempo ¿te has planteado alguna vez operarte de los ojos?  Seguramente sí, porque llevar gafas es una incomodidad y tiene varios inconvenientes si sobre todo te las olvidas o se te rompen. Por eso es probable que se te haya pasado por la cabeza la idea de someterte a una cirugía de ojos. Y algo muy común es que dé algo de miedo, mucho para según quién.

La cuestión es que toda intervención quirúrgica conlleva ciertos riesgos (el riesgo cero no existe) y en el caso de los ojos, seguramente la parte más delicada de la anatomía, las reservas aumentan. Especialmente porque la vista aparte de ser muy delicada es uno de los órganos primordiales para cualquiera. Nadie quiere imaginarse cómo debe ser la ceguera y menos sufrirla en carne propia como fruto de una complicación por una intervención que debía arreglarnos la vista. Ésa, sin embargo, es una relación poco realista. Porque los profesionales de la salud que se dedican a la cirugía de ojos siguen son ante todo médicos y lo que siempre van a asegurar es la salud de sus pacientes. Así que jamás harían algo que pudiera poner en peligro a las personas que atienden.

Por eso no debes tener miedo. Siempre van a velar porque estés bien y, más que eso, porque tu calidad de vida. Además hay especialistas que han hecho de la cirugía ocular su campo de especialización, como el doctor José Nieto (aquí tienes su página web), de modo que tienen más conocimientos aún para asegurarse de que los procedimientos y las técnicas son los mejores para tu problema de visión.

En cuanto a las técnicas existe un miedo más o menos extendido de que el uso del láser puede ser peligroso, porque se pase de potencia por ejemplo. Es un miedo irracional, no va a suceder, porque todo está establecido y medido para que los medios que se utilicen sean los mejores en cada caso. De hecho hay casos en los que no se utiliza la tecnología láser y se usan otros procedimientos, igual de seguros, pero más adecuados a cada tipo de dolencia.

Por acabar de vencer tus resistencias sólo citar una referencia de un caso real, el de los padres de un niño que pasó por las manos del doctor José Nieto precisamente. Su hijo nació con párpados caídos y ésta era su impresión tras el paso por quirófano: “Nuestra hijo tenía un párpado caído desde el nacimiento. Consultamos otro especialista antes de ver al Dr. José Nieto, y nos recomendó operar en ese momento. El Dr. Nieto en cambio nos recomendó esperar al menos un año antes de operar. Han pasado dos y Daniel está ahora operado desde hace 2 semanas. Aún tiene el párpado algo hinchado pero el aspecto es fantástico y parece que va a quedar igual que el otro ojo. Estamos muy agradecidos”.

Testimonios como éstos demuestran que lo más importante es el saber hacer y la profesionalidad de los equipos médicos. Toda intervención conlleva ciertos riesgos pero si confías en equipos expertos ellos se van a encargar de reducir los riesgos al mínimo y a asegurarse de que los beneficios superan con creces los inconvenientes (menores) que representa una cirugía de ojos. Así que vence tus resistencias y sométete a una cirugía de ojos, porque tu calidad de vida lo va a notar. 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>